Gestión y Administración Deportiva

La industria deportiva ha tenido un impacto en la economía mundial cada vez mayor en los últimos 20 años, con inversión en infraestructura pública, movilización de recursos y creación de nuevas profesiones y puestos de trabajo. Hoy en día es uno de los sectores profesionales con más crecimiento económico, creando oportunidades para aquellos que aspiran a un futuro en el mundo del deporte. La gestión deportiva es el campo de la educación relacionado con la industria del deporte.

El negocio del deporte basa sus ingresos en varios ejes que están experimentando transformaciones fundamentales:

El más tradicional negocio de explotación del recinto deportivo (estadio, arena) está migrando desde modelos transaccionales basados en la presencialidad, a modelos en los que domina la venta por canales digitales. También es necesario tener en cuenta otras instalaciones que componen la industria como gimnasios, piscinas, pistas de atletismo (de titularidad privada o pública) y que también necesitan de modelos de gestión que garanticen sus ingresos.

La organización y gestión de eventos toma un rol muy determinante ante una sociedad que cada vez participa más en eventos deportivos y donde hay un auge de hábitos de vida saludable. Los eventos de participación o de venta de tickets, recurrentes o puntuales proliferan y hay que saber posicionarlos para una correcta comercialización y gestión. Muchos de estos eventos generan un impacto económico en la zona con la visita de deportistas que provienen de distintas partes del mundo. El Turismo deportivo está viviendo también una época de oro.

Los ingresos derivados de la explotación de los derechos audiovisuales se han multiplicado de forma exponencial debido a la mayor competencia, la globalización y al incremento de ventanas y posibles canales de difusión. Los derechos audiovisuales se han convertido en muchos casos en la principal fuente de ingresos de clubes y federaciones, con la doble vertiente de convertirse en un alivio a las finanzas corporativas, pero a la vez, en una alta dependencia. ¿Pero qué sucede con propiedades más pequeñas? Crear comunidades de fans a través de nuevos medios sociales y ser capaces de monetizarlos es el gran reto.

Por otro lado, la gestión de la marca deportiva y de los acuerdos de asociación de marca y de patrocinio también se han visto impactados por los cambios tecnológicos y las transformaciones sociales derivadas. Las necesidades de los patrocinadores han evolucionado radicalmente en los últimos años. Es clave por tanto, definir correctamente una estrategia de patrocinio que permita maximizar los activos disponibles.